miércoles, 7 de marzo de 2018


CONTRIBUCIÓN AL CONOCIMIENTO DEL PLUMAJE DE LOS CANARIOS RIZADOS (1)
Umberto Zingoni
INTRODUCCIÓN
            La elección de los reproductores más adecuados para componer las parejas es el problema más importante que debe resolver el criador a los efectos de los resultados del siguiente año de reproducción.
            Al igual que los criadores de muchas especies de animales, incluso los criadores de canarios rizados saben que de dos campeones no es fácil obtener campeones. La razón radica en el hecho de que el campeón expresa en grado máximo las connotaciones positivas de su raza, y que la mayor parte de ellas son diferentes de las del canario silvestre, o, de los caracteres medios de esa raza, hacia la cual cada generación tiende a volver en ausencia de la selección.
            Un Gibber es tanto más valioso cuanto más expresa su posición anómala. Un Rizado del Norte es más apreciado cuanto más manifiesta la diferencia entre las zonas lisas y rizadas. Un parisino es tanto más valioso cuanto más tamaño tiene, cuando los rizos son más grandes, etc. Todas estas "expresiones" o características no existen en el Canario salvaje.
            Creemos que muchos criadores han considerado a veces, que después de años y años de selección, sería capaz de erradicar de su criadero lo que el estándar considera defectos y tendría la satisfacción de conseguir constantemente una buena descendencia empleando padres excelentes.
            La experiencia es otra y casi siempre es decepcionante, ya que, si bien es cierto que la selección continua es indispensable por lo general para mantener las cualidades de una buena estirpe, resulta ser mucho menos eficaz para su mejora. Por otro lado, incluso a partir de ejemplares de alta calidad, a largo plazo, la selección es el único medio que posee el criador para alcanzar cierto éxito y prestigio.
            Una serie de artículos aparecidos en I.0. (Italia Ornitológica) en los años 1978 79 explicaron, en nuestra opinión muy bien, las razones de estos hechos. Se enfatizaba en que, aunque algunos factores, como el color blanco, color isabela y algunos otros dependen de un solo gen, la mayoría de las características dependen de factores genéticos dependen de varios genes que tienen un carácter "aditivo". Así es para el tamaño, características del plumaje, la cantidad de melaninas del plumaje y el tarso, etc. Los artículos se referían solo al tamaño y explicaban, sobre una base genética, las razones por las cuales dos "campeones gigantes" o dos de "talla mínima" rara vez tienen una descendencia similar.
            Los artículos fueron útiles porque, además de la interpretación genética del fenómeno, proporcionaron a los criadores una guía sobre las medidas apropiadas que deben seguirse, con respecto al tamaño, en la formación de parejas.
            Pero, como todos sabemos, más allá del tamaño hay muchos caracteres que el criador debe mantener bajo control selectivo cada año. Para este control selectivo, el tipo de plumaje de cada uno de los componentes de la pareja adquiere una importancia fundamental; tipo de plumaje en el que hay que tener en cuenta, en primer lugar, el grado de intensidad, así como la cantidad y el color.
            Para fines de exhibición, el color, a diferencia de las Razas de Color y en algunos casos también de las Razas Inglesas, en las Razas Rizadas tiene una importancia secundaria; en cambio, las características del plumaje tienen una importancia decisiva en la conformación correcta y en la visibles que sean los rizos.
            El propósito de las observaciones referidas en este artículo fue identificar las características de las plumas de los dos ejemplares de la pareja, para que de la mejor manera combinen un plumaje abundante y adherente con rizos anchos y sostenidos. El problema está todo aquí.
             Hay dos tipos de plumaje presentes en las razas rizadas, el "plumaje escaso" del Gibber, y el "plumaje abundante" de todos los demás. Sabemos que la mayoría de las veces (¡pero no siempre!) la escasez, la "dureza" y la intensidad del color de un plumaje son caracteres asociados, como lo son la abundancia, la "sedosidad" y la nevazón o plumaje nevado.

            Es bien sabido que el máximo desarrollo de las plumas puede hacer que un parisino de buen tamaño sea un verdadero Campeón de esta Raza. A la pregunta de si es apropiado unir a dos de estos campeones, nuestra respuesta, como sin duda será la de muchos expertos de esta raza, es decididamente negativa. Pero más o menos lo mismo también se aplica a otras razas. Igualmente negativa es nuestra respuesta a la pregunta de si es oportuno unir dos Gibber con el plumaje que presente en mayor grado los caracteres de dureza e intensidad del color
            Este estudio nuestro sobre las características de las plumas de los canarios rizados nos ha sido difícil, ya que requería mucha paciencia. Anticipamos de inmediato los resultados esenciales.
            En una misma Raza, la estructura del plumaje nevado difiere de la del intenso, porque las barbas de las plumas individuales son más largas y ricas en bárbulas aunque no hay  una mayor "longitud" de las plumas individuales. Las plumas más adecuadas para detectar estas dos diferencias son las de la cabeza.

**********************************************
            Como recordatorio pongo un fragmento de un artículo ya publicado en mis blogs sobre el plumaje.
Selección del plumaje intenso en los canarios rizados de posición
             En el canario salvaje, como en todas las especies de aves del mundo, las características de las plumas, zona por zona, son prácticamente iguales  en todos los individuos, sencillamente porque son las mejor adaptadas al ambiente en el que la especie vive y se reproduce.

            Naturalmente existen unas mínimas diferencias entre unos ejemplares y otros, debidas a la variabilidad de cualquier especie, pero se trata de diferencias que permanecerán siendo mínimas en virtud de los acoplamientos casuales que son la regla en todas las especies salvajes.
            Sin embargo, el hombre, en los varios siglos en los que ha criado al canario, ha variado estas reglas, porque  seleccionando los ejemplares que tenían un cierto tipo de plumaje más o menos rico que el de la especie salvaje, ha llegado a crear dos tipos diferentes: uno constituido de plumas máximamente desarrolladas en la superficie del vexilo  y pobres en pigmentación, y otras que son exactamente opuestas. 
            Nacieron así los dos tipos de plumaje: de tipo nevado y de tipo intenso, con toda la serie intermedia.  

            La mayoría de las veces la pluma intensa es tal por dos factores: por la alta cantidad de lipocromo que colorea todo el vexilo y el menor desarrollo de las barbas y bárbulas.
            La pluma nevada es tal por los dos factores contrarios: por la ausencia de lipocromo en la punta de la pluma y por un mayor desarrollo de las barbas y bárbulas.
            La selección ha hecho que en ciertas razas los factores anteriores, color y estructura de la pluma, se distribuyan de modo diferente, se puede tener, por ejemplo, pluma rica en lipocromo (color intenso) y a la vez con barbas y bárbulas muy desarrolladas (estructura nevada) y viceversa.

**********************************

(Continuará)

lunes, 29 de enero de 2018


EL MEHRINGER. (2) Un informe de su situación.
Ulrich Völker, Duderstadt -- 6/2001. Der Vogelfreund 

         (continuación) 

He encontrado este artículo alemán del año 2001 sobre el Mehringer. No son muchos los escritos en castellano que se pueden leer sobre esta raza de canarios. Lo he traducido porque me parece un artículo interesante, ya que da información sobre el proceso seguido en la formación de esta raza, así como consejos sobre su selección y cuidados


Segunda parte.

            Otro "dificultad" en los rizos del Mehringer fue el collar. El estándar dice: "El Mehringer debe tener una cabeza ancha, amplia y bien cubierta de rizos, que debe estar en consonancia con las proporciones y los rizos del resto del cuerpo... El cuello debe mostrar rizos, especialmente un collar como una transición al cuerpo". Cualquiera que haya visitado las últimas grandes exhibiciones en las que había Mehringer, habrá sido capaz de notar enormes mejoras en el rizo del collar. Para juzgar esto hay que tener en cuenta que los rizos de la cabeza, al igual que en otras razas rizadas, son de los últimos que se forman.

 
        La forma y el desarrollo de los rizos del cuello depende un tanto de cuando se presente el canario a una exposición. Las aves rizadas necesitan un período de tiempo para desarrollar todos sus rizos por completo y con una belleza total. Los Mehringer, por ejemplo, en la Exposición de Rizados de Alsdorf-Begau y también en el Campeonato Alemán en Ulm, tenían el collar de una calidad que iba de bueno a muy bueno.

 
        El desarrollo de los rizos parece ser similar al de los Frisés Parisienses. Paul y Elise Pütz mostraron fotos de rizados parisienses en una reunión de criadores en Übach-Palenberg como parte de su conferencia con diapositivas, que habían tomado desde hace 20 años o más, donde los rizos se veían muy similares a los del AGI. Estas formas de los rizos se corresponden con las que encontramos hoy en algunos Mehringer. Esto se da especialmente en el manto, que realmente debería estar formado por dos mitades con una línea de separación y no una roseta como ocurre en el AGI, y los rizos del pecho, que se dirigen de abajo hacia arriba y no desde el exterior hacia el centro del pecho. Ambas variaciones de los rizos también se observan en el Mehringer. Aquí, los criadores debemos considerar que el Mehringer es aún una raza bastante joven y que aún hay una variabilidad genética respecto a las formas de los rizos establecidas en el estándar.

 
        Al igual que con todos los canarios frisé, en la temporada de exposiciones la elasticidad y la estabilidad del plumaje también afectan al Mehringer. Una de los aspectos que tiene que cuidar el criador es, que además de que los rizos sean atractivos y voluminosos, la calidad del plumaje se conserve durante mucho tiempo. A menudo hay Mehringer que están con mucha frecuencia en las exposiciones y su plumaje decae y los rizos también. El plumaje carece de la elasticidad y la estabilidad adecuadas, las plumas cuelgan sueltas sobre el ave. Esta deficiencia no se puede corregir con hormonas, vitaminas u otros "remedios". Cada criador de Mehringer, como el de cualquier otra raza de canarios rizados, debería pensar cuidadosamente, en qué exhibiciones muestra sus pájaros y con qué frecuencia. Un criador debe dejar de acudir a exposiciones antes de abrumar a sus pájaros. Además, al  seleccionar y preparar a los ejemplares reproductores, se debe garantizar que estén en las mejores condiciones para obtener la calidad de las plumas deseada.
 
        Una muy buena oportunidad para los criadores y jueces interesados para formarse e informarse aún más, es acudir a los cursos de capacitación de los jueces y aficionados, que se han ofrecido con frecuencia en diversas exposiciones especiales en los últimos años. En ellos todos reciben la información más reciente "de primera mano". En 1998 y también en 2000, se ofrecieron "cursos de capacitación" como parte del "Concurso de Frisés". La participación de los jueces fue bastante pobre. Klaus Weber, presidente de la DKB y presidente de la Asociación de Premios FPMCE, brindó información, consejos y, sobre todo, conocimiento sobre los Pájaros Rizados a los asistentes de una manera viva e informativa. Cualquier criador y juez interesado debe usar tales oportunidades de entrenamiento, para conocer mejor las peculiaridades de una raza.
            A mediados del año pasado, DKB solicitó a COM el procedimiento de aprobación de Mehringer. Se ha creado una descripción de raza en francés y alemán. Durante tres años consecutivos, un equipo de Mehringer y siete aves individuales de al menos tres criadores diferentes tendrán que presentarse en los próximos Campeonatos Mundiales COM. Estos deben alcanzar una puntuación de al menos 87 puntos cada uno. Cinco jueces de diferentes países (excepto Alemania, ya que el DKB es un solicitante) se hacen cargo de la evaluación.

sábado, 9 de diciembre de 2017

EL MEHRINGER. Un informe de su situación.
Ulrich Völker, Duderstadt -- 6/2001. Der Vogelfreund
        He encontrado este artículo alemán del año 2001 sobre el Mehringer. No son muchos los escritos en castellano que se pueden leer sobre esta raza de canarios. Lo he traducido porque me parece un artículo interesante, ya que da información sobre el proceso seguido en la formación de esta raza, así como consejos sobre su selección y cuidados.
Primera parte.
        El Mehringer es, en mi opinión, una de las razas de canarios que ha tenido un rápido y positivo desarrollo en los últimos dos o tres años. A finales de los años 80 y principios de los 90, el Mehringer fue presentado por el criador Karl Franke, Mehring-Öd en varias exposiciones de sociedades de la AZ y la DKB. Esto ha sido, después de muchos años, la aparición de nueva raza en Alemania. Enseguida encontré esta raza en los criaderos de los aficionados a los canarios rizados y en los años siguientes, el número de criadores ha aumentado considerablemente.
 
 
            Según la propia información de Franke, el Mehringer es el resultado del cruce entre pequeños frisés parisienses, holandeses del norte, canarios de color y glosters. En la cría, aplicó las reglas de la herencia mendeliana y al mismo tiempo realizó una selección constante y rigurosa en la cría. El pensamiento original de Frank era criar un pequeño pájaro frisé que mostrara los voluminosos y hermosos rizos que caracterizan a un frisé parisino pero que debería ser pequeño: un mini rizado de París. El nombre de esta raza "Mehringer" deriva del nombre del lugar de residencia de Franke: Mehring/Öd. En 1993, el Mehringer fue reconocido por la DKB y AZ como una raza independiente.
 
 
            Ya un año antes, en 1992, recibí de Karl Franke dos parejas con las que comencé mi crianza del Mehringer. Hasta este momento, no sabía casi nada sobre la cría de canarios rizados. Por supuesto, me informé de algunos criadores que me dijeron que algunas razas rizadas son a veces un poco complicadas y difíciles de criar. Mis Mehringer fueron todo lo contrario de un "pájaro problema", criaron en su mejor momento y resultaron ser padres ejemplares. Ambas parejas cuidaron cariñosamente a sus hijos y criaron 8 o 9 jóvenes en el primer año de cría. Este buen comportamiento reproductivo no ha cambiado en las generaciones posteriores a lo largo de los años. En los últimos dos años de cría, 1999 y 2000, han sacado más número de jóvenes que mis mejores Gloster, que es una raza bien conocida por su facilidad en la cría.
 
 
        Mientras tanto, los Mehringer, presentados por Franke y luego también por otros criadores en exposiciones nacionales e internacionales, comenzaron su "avance triunfal" en algunos países europeos. En Bélgica y los Países Bajos, el Mehringer encontró a un gran número de criadores que se cautivaron por su cría.
        En las exposiciones de Canarios Rizados cada vez eran más los criadores belgas y holandeses que exponían sus Mehringer. En Italia, Austria y también en el sur de Europa, España y Portugal, los criadores de esta raza empezaron a aparecer. El anuncio del DKB a mediados del año pasado para presentar el Mehringer en el contexto del COM a nivel internacional y para solicitar el procedimiento de reconocimiento por parte de la COM, ha llevado a estos países a un gran interés por el Mehringer; en casi todos ellos se siente gran curiosidad por el "pequeño rizado parisino".
 
 
        El Mehringer está admitido en todos los colores. En las exposiciones se le ve generalmente como un pájaro verde, verde o incluso ocasionalmente como un pájaro manchado, pero también está disponible en otros colores. Se pueden ver Mehringer blancos, pizarras, amarillos, e incluso en ópalo.
        Las mayores dificultades en el Mehringer fueron, por un lado, el tamaño y, por otro, los rizos de la cabeza y especialmente el cuello. El tamaño dice en el estándar: "El Mehringer no debe tener más de 13 cm". Muchos criadores tienen enormes dificultades para evaluar el tamaño de un ave, especialmente cuando se trata de sus propios pájaros. Luego, los criadores a menudo ven a sus propios pájaros con "otros" ojos y, por lo general, tienen algunas deficiencias generosas. ¿Cómo son de grandes esos 13 cm? – Yo utilizo una tira de cartón que tiene el tamaño requerido para Mehringer, es decir, 13 cm.
 
 
        En los primeros años, se presentaron en muchas exposiciones aves con muchos rizos, pero desafortunadamente más grandes de lo establecido. En este caso, el apartado "tamaño" no se tuvo en cuenta y en consecuencia muchos criadores asignaron menos peso a esta característica. El tamaño era a menudo de una importancia insignificante, aunque este apartado está en la primera posición de la planilla de enjuiciamiento y, por lo tanto, es uno de los criterios de evaluación cruciales del Mehringer. Hubo Mehringer con puntuaciones muy altas, pero de un tamaño considerablemente mayor al establecido. Este tema ya fue criticado por Klaus Speicher en un artículo de Kanarienfreund 1993, Número 11 "The Mehringer and the Rheinländer Kanarie".

        Los criadores debemos trabajar, en última instancia, para que el canario se ajuste al tamaño establecido a través de una selección dirigida a conseguir aves pequeñas con rizos adecuados y abundantes. Esto solo se puede lograr con una selección constante y específica de las aves reproductoras.
 (continuará)
 
 

 



lunes, 30 de octubre de 2017

CABEZAS DEL PARISIEN
         Una de las características del rizado de París es su cabeza con rizos. En los criterios de enjuiciamiento de esta raza se citan cuatro rizos. GORRO: Plumas que naciendo en un lado de la cabeza se dirigen hacia el otro o naciendo del centro se dirigen a ambos lados.  CASCO: Plumas que nacen en la nuca y se dirigen hacia arriba de la cabeza. COLLAR: Plumas que naciendo alrededor del cuello se dirigen hacia la cabeza formando un collar. PATILLAS: Plumas que nacen en las mejillas y se dirigen hacia abajo (hacia el collar).  
 
 
 
         Giorgio de Baseggio, en uno de sus libros presenta estos tres tipos de cabezas con rizos como característicos del rizado de París. Pero aún hay más. En la página web de la DKB alemana he visto un estupendo artículo en el que se muestran fotos de diversas cabezas del Frisé Parisien. Fotos que expongo a continuación, así como los comentarios que las acompañan.
Como aficionado agradezco a la DKB que haya diseñado su página web de forma que se puedan copiar sus fotos y sus textos. De esta manera facilitan su difusión y permiten que lleguen a más aficionados, lo cual es una manera de fomentar dicha afición.
 
La cabeza parece que sale del collarín perfectamente marcado. Tiene un rizo que cae lateralmente a modo de un peinado (gorro).
 
 
         Los rizos de la cabeza de este parisino blanco son similares a los del dibujo de la derecha expuesto al comienzo del artículo. Este tipo de cabeza con esa especie de abultamiento o penacho en la parte posterior se denomina de Cabeza de Loro.
 
 
Esta es una de las muchas cabezas con rizos caprichosos que pueden mostrar los Parisien.  Presenta el casco (plumas traseras que se levantan); tiene un grupo de plumas que van horizontales hacia la derecha, otro grupo menor que van a la izquierda y sobrepasan el ojo. el babero que se encuentra debajo del pico, también puede verse como un rizo secundario. Hay criadores y jueces que consideran esta cabeza defectuosa pues hay rizos que van hacia un lado y hacia otro y no están bien separados por una línea. No está claro en ninguno de los criterios de enjuiciamiento si este tipo de gorro es defectuoso o no.
 
 
         Esta cabeza presenta un diseño digno de un gran peluquero. El valor del mismo no está en la originalidad, sino en la limpieza y orden del mismo. Las plumas van en un orden u otro, pero no se entremezclan de cualquier manera.
 
 
Está muy claro el peinado de la parte superior de la cabeza, así como el Collarín circundante con plumas levantadas en la parte trasera bien visibles y que podrían considerarse como plumas ya no pertenecientes al collarín, sino a los rizos de la cabeza propiamente dichos.
 
 
         Cabeza sorprendente por la variedad y complejidad de los rizos, pero también muy ordenados, claros y perfectamente definidos.
Hay una línea ideal que pasa por el pico y sigue a lo largo de la cabeza que es el eje de simetría de todos los rizos. Es esta simetría y este orden el que da valor a la cabeza de este pájaro.
Hay una pluma pegada a la parte derecha del pico que debe ser del collar y que está ahí empujada por la mano que sujeta al canario para hacerle la fotografía.
 
 
Vista lateral de un capuchón. Hay criadores (y algún juez que otro) que consideraría a este canario como el resultado del cruce con un AGI. No tiene por qué ser así. Este rizo es originario del Parisino y el que el AGI lo muestre siempre es producto de la selección efectuada en esa dirección. No hay que olvidar que el AGI procede del Parisien.
 
Cabeza con un buen gorro. El Collarette es claramente reconocible.
 
Peinado lateral y plumas traseras levantadas (casco). En este ejemplar es particularmente buena la Bavette (El babero de debajo del pico) que es bien visible, y que termina lateralmente en unos favoritos, o patillas, fuertemente marcados.
 
En este caso, las plumas en la parte posterior de la cabeza se dirigen hacia arriba y forman el casco. Los favoritos también están muy marcados.
 
         Plumas de la cabeza en forma de moña. (En algunos escritos se considera esta forma de cabeza adecuada si tiene el punto central bien definido o se hay una línea recta bien definida. En definitiva lo que se pide es que haya simetría. El factor de simetría es muy importante en los canarios rizados.)
 
La cabeza de loro es una forma especial de la cabeza, muy apreciada por muchos criadores pues se le considera como la cabeza típica y más características del Rizado de París.
 
Gorro con plumas que caen a ambos lados. Un buen babero y unas patillas muy marcadas.
 
Otra versión del Capuchón, que volviendo a insistir, no es exclusivo del Rizado Gigante Italiano.
 
En este canario se puede apreciar un buen babero con favoritos muy marcados y un gorro con plumas hacia un lado. Hay un casco o yelmo de plumas levantadas, de forma incipiente. Esta cabeza, junto con la siguiente son un claro ejemplo del rango de variaciones que se pueden dar en los rizos de la cabeza del Frisé Parisien.
 


martes, 26 de septiembre de 2017


PAREJAS DE RIZADO DEL NORTE
 
No se pueden esperar magníficos resultados de esta pareja. Los rizos del pecho parece que están bien en ambos ejemplares, así como las aletas o flancos. El ejemplar blanco tiene el pecho menos voluminoso que el amarillo, pero este lo compensa. El blanco tiene rizos (o plumaje abundante) en la base de la cabeza; el amarillo tiene el cuello liso pero muy corto. Posiblemente las crías tengan el cuello corto y con algunos rizos con lo que se continuará perpetuando este defecto. Del resto de características no puedo hablar porque no son visibles en la fotografía.


           En esta pareja hay cualidades que se refuerzan y defectos que se compensan. Las aletas están bien en ambos ejemplares, así como los rizos del pecho. La cola totalmente correcta del canario de la izquierda compensa la cola abierta del de la derecha. A la inversa ocurre con la cabeza y el cuello. El exceso de pluma o pequeños rizos del canario amarillo se compensan con la limpieza de la cabeza y el cuello del ejemplar pintado. Lo más probable es que con este emparejamiento se consoliden los rizos del pecho y los flancos y se obtengan ejemplares que tengan una buena cola y una cabeza y cuello de calidad aceptable.  

         Esta pareja tiene sus pros y sus contras. El canario de la izquierda tiene un pecho o jabot voluminoso pero muy alto. El de la izquierda compensa ese defecto con un cuello largo y limpio. Las aletas del de la izquierda parecen buenas, las del ejemplar de la derecha parecen escasas y mal colocadas, aunque están bien definidas y son simétricas.
         Lo que menos me gusta es ese rizo en el vientre que tiene el canario de la derecha. ¿Es del vientre o es un trozo de aleta que ha crecido en una dirección incorrecta?  A este ejemplar hay que echarle con un ejemplar que tenga ni asomo de ese defecto; tiene que tener un vientre totalmente limpio. Si el ejemplar de la izquierda cumple ese requisito el emparejamiento está correctamente hecho.  

            Los dos ejemplares de esta pareja son magníficos. Lo lógico es que sus hijos conserven sus buenas características. Este es un buen ejemplo de emparejar el mejor con el mejor. Los flancos o aletas y los rizos del pecho son muy buenos en ambos ejemplares. La cabeza y el cuello son de una gran calidad. Según lo que se ve en ambas fotografías es un emparejamiento ideal.

miércoles, 12 de julio de 2017

BREVE HISTORIA DEL RIZADO PADOVANO
2ª parte. Artículo traducido de Italia Ornitológica
 
 
         SELECCIÓN ORIGINAL.
 Algunos dicen que el Padovano se ha obtenido de la selección de los cruces entre canarios rizados (Milán-blanco) con canarios ingleses moñudos (Lancashire, Crest, Norwich moñudo). Por desgracia, la mayoría de los criadores de canarios, incluso el digno Zanovello, nunca divulgaron como realizaron la selección de sus canarios. Según algunos la selección del Padovano siguió el siguiente proceso: Macho Lancashire coppy x Milanbianco gigante para introducir la moña. De ese cruce un 50% de los hijos sale con moña que, sin embargo, tenía el defecto, transmitida desde el Lancashire, de presentar sólo la moña en la parte delantera, a continuación, se decidió realizar también cruzamientos con el Crest. Presumiblemente los cruces que se llevaron a cabo fueron los siguientes: los mestizos moñudos obtenidos con el acoplamiento de Milán-blanco x Lancashire se acoplaron con el Crest bred (Crest sin moña), mientras el Crest (con moña) se emparejó con mestizos sin moña. Inicialmente se seleccionaron los mejores ejemplares blancos con moña de color pizarra y, en algunos casos, incluso las puntas de las alas del mismo color. La misma selección se realizó con los canarios sin moña, que tenían la misma característica del color pizarra en la cabeza.
 
 
Los primeros años de divulgación de esta raza fueron muy difíciles porque al no estar reconocido el Paduano de cabeza lisa (y por lo tanto era de escaso valor comercial), se utilizaba como pareja ideal para el Paduano moñudo el Milanbianco con grave riesgo para fijar las características propias de la raza. Algunos viejos criadores aseguran que en la selección del Paduano se utilizó el canario Picard, pero hasta ahora no conocemos a ningún autor que haya confirmado tales emparejamientos. El Picard (originario de la Picardía: región francesa limítrofe con Holanda) eran como los Parisinos pero con plumaje más escaso y áspero, pero vivos y erguidos. Eran canarios rústicos y buenos reproductores y se utilizaron para reforzar ciertas cepas de parisinos, y quien sabe, tal vez de Paduanos. Por desgracia este canario desapareció poco a poco (en Italia esto sucedió alrededor de 1960).
 
 RECREAR EL PADOVANO
         Algunos autores sostienen que recrear el Paduano es bastante sencillo, al menos desde el punto de vista teórico, porque se parte de la base que ya se conoce perfectamente lo que se quiere obtener.
         Para los creadores de una raza es extremadamente laborioso trabajar con los canarios sin tener un punto de llegada preciso y bien determinado, cosa que no ocurre con el Paduano que ya tiene un estándar muy bien definido. Por desgracia, ya no podemos utilizar la Milán-blanco, y aunque la genética ha hecho enormes progresos, estos no se han difundido suficientemente entre los criadores de canarios.
         Según el profesor De Baseggio, para recrear de nuevo el Padovano de puede acoplar un Parisien no excesivamente rizado y que no sea inferior a 18 cm con el mestizo que resulta de cruzar un Crest y un Yorkshire. Tal mestizo debe tener la posición erguida del York y la moña del Crest.
 
 
         El objetivo de introducir el York es la de incorporar principalmente la posición erguida del canario. Característica fundamental del Paduano. Para evitar que los ejemplares sean pequeños se tiene que elegir un Crest lo más largo posible, con plumaje largo y, fundamental, con moña perfecta, con plumas de gallo y posición lo más erguida posible. El York debe ser nevado con plumaje largo y abundante, aunque esté descompuesto, con talla cercana a los 18 cm., robusto, con cabeza grande y provista de cejas.
         Los mestizos seleccionados del cruce entre York y Crest deben ser de gran talla, posición erguida y sobre todo moña perfecta. Los cruces obtenidos de los anteriores y del Parisien se deben seleccionar posteriormente hasta llegar a las características del Paduano. (Atención a los rizos inadecuados de la cabeza y del cuello procedentes del Parisien). La introducción del Rizado del Norte en la selección puede favorecer la creación de las plumas abdominales (stacco abdominal) propio del Paduano. Siempre según el mismo autor, las plumas de la moña deben ser  largas, delgadas y flexibles, a diferencia de las del Crest: anchas y abundantes, perfectamente centradas en el vértice de la cabeza. En la parte anterior las plumas deben cubrir el ojo y en la posterior deben unirse al cuello sin crear discontinuidad, y sin rizos impropios como por ejemplo los famosos cuernos.
         Tanto en los ejemplares de cabeza lisa como en los moñudos, la cabeza debe ser bien redonda, grande y amplia. Por tanto deben evitarse las cabezas planas y alargadas hacia el pico.  Surge ahora el viejo problema de la importancia de la selección de los ejemplares de cabeza lisa. En principio no se le dio importancia a dichos ejemplares, como si fuera posible obtener ejemplares moñudos sin la participación de los cabezas lisas.
 
 
         Es fundamental, por tanto, poder disponer de óptimos ejemplares de cabeza lisa si se quiere que la selección mejore o, cuando menos, que no empeore. El cabeza lisa debe ser grande, con plumaje ancho y abundante, con cejas claramente marcadas de forma que cubran parte del ojo haciéndole parecer más pequeño de lo que es en realidad. La cabeza y el cuello deben carecer de cualquier rizo impropio. En particular no deben tener la famosa “crestina” presente en la zona de la sien, tendiendo a levantar la moña en la parte posterior y o crear los antiestéticos “cuernos” que se ven en algunos ejemplares.


miércoles, 19 de abril de 2017

BREVE HISTORIA DEL RIZADO PADOVANO
 
         En los Países Bajos, alrededor de 1700, aparecieron los primeros canarios rizados. De allí surgieron todas las razas de canarios rizados y también de allí procede nuestro Rizado Paduano.  Alrededor de 1930 en Lombardía se hicieron algunos cruces entre canarios rizados que se seleccionaron en determinada dirección y dieron lugar al “Milan-Bianco”. Por desgracia, este canario ha desaparecido.
 
 
           En ese período se crearon algunos cruces con canarios moñudos con el objetivo de crear un canario rizado moñudo. El primero en realizar tales cruces fue el criador Zanovello de Padua. De la ciudad de su creador es de la que recoge el nombre nuestro canario.
 
         Rizado Paduano.
         Hacia 1960 ya estaban fijadas las características de la nueva raza y, con la celebración del Campeonato Mundial de Rotterdam se solicita su reconocimiento a la COM. Tal reconocimiento se produce en 1974 con ocasión del Campeonato Mundial de Antibes. Los problemas para nuestro canario no habían terminado todavía, pues solo se reconoció a los ejemplares con moña y no se hizo lo mismo con los de cabeza lisa. (No se puede emparejar dos sujetos con moña sin obtener muchos ejemplares defectuosos y muchas muertes en el nido y en los embriones)
 
 
          Como consecuencia se descuida la selección de la pareja ideal del Padovano prefiriendo el Milán-blanco como ejemplar no moñudo, con los consiguientes problemas en los rizos secundarios, especialmente en la cabeza y el cuello.
 
         En 1976 la Comisión Técnica oficializó de modo definitivo e inequívoco las características propias de la raza, con la publicación de los nuevos “Criterios de Enjuiciamiento” y con una serie de artículos aparecidos en la revista Italia Ornitológica en 1984.
         Los ejemplares de Cabeza Lisa fueron reconocidos por la COM en 1980, y en 1982 la COM admite todos los colores a concurso.
 
         Hoy podemos considerarnos afortunados en tener una norma bien definida, con una descripción muy detallada en los Criterios de Enjuiciamiento de la FOI (Federación Ornitológica Italiana).
Desafortunadamente, muchos ejemplares muestran una desviación más o menos marcada de esta norma y es el deber de todo buen criador de Paduanos y del Club, de hacer que estas desviaciones sean solamente un paréntesis temporal y desafortunado y no el principio del fin de esta espléndida raza de canarios.
En el 1999 (19 años después del reconocimiento de los ejemplares de cabeza lisa por parte de la COM) gracias a la continua acción de nuestro Club, que ha sido reconocida por la COM la separación de las categorías “Moñuda” y “Cabeza Lisa” en las exposiciones internacionales.
Que hubiese una única categoría para los ejemplares moñudos y de cabeza lisa suponía, de hecho, una penalización para los canarios de cabeza lisa, perpetuando la eterna infravaloración de la importancia de tener un ejemplar ideal para poder obtener buenos ejemplares moñudos.